Seguidores

martes, 11 de diciembre de 2012

PROYECTO LOZOYA

MANCOMUNIDAD VALLE DEL LOZOYA 

Un rincón de la sierra de Guadarrama


 que esconde algunos de los paisajes 

más especiales de la Comunidad de Madrid.



El Cuadrón, Garganta de los Montes, Lozoya, Pinilla del Valle, Alameda del Valle, Oteruelo del Valle y Rascafría son los núcleos urbanos que integran la Mancomunidad, poseedores de un entorno natural único y de un patrimonio por descubrir.

Cumbres alomadas y suaves, rotas por las aristas del macizo de Peñalara, estrechos valles por los que discurren bravos ríos durante el deshielo, pinares imponentes sobre los que sobrevuela el buitre negro, robledales, y por supuesto, prados y zonas de labor encerrados por muros de piedra, son algunos de los paisajes que acompañarán nuestros paseos. Siglos de modelado y uso respetuoso del territorio han conseguido que el Valle del Lozoya sea la verdadera joya del Guadarrama. Un tesoro que alberga el espacio natural protegido más singular de la comunidad de Madrid, el Parque Natural de Peñalara y la Zona de Especial protección para las Aves Alto Lozoya como exponentes de la riqueza natural del Valle.

Cultura

 

Te sorprenderán sus iglesias, ermitas, puentes y otros monumentos repartidos por sus pueblos. La Sierra Norte muestra variados recursos culturales entre los que destacan aquellos relacionados con las actividades ganaderas y agrícolas (potros, abrevaderos, cabañas pastoriles, molinos y otras sencillas edificaciones distribuidas por los parajes más insospechados de la comarca) y la amplia muestra de arquitectura serrana tradicional presente en la mayoría de sus pueblos.

El Valle del Lozoya, cuenta con unas tradiciones culturales muy arraigadas al ámbito agrario, que son dignas de transmitir a los habitantes de las grandes urbes, ya que mantiene un entorno eminentemente rural. Además cuenta con una riqueza medioambiental y patrimonial extraordinaria.

Gastronomía


La Mancomunidad Valle del Lozoya presenta una rica y variada gastronomía. Numerosos restaurantes y bares ofrecen una amplia carta que invita a recorrer nuestros municipios a través de los platos tradicionales llenos de sabor, o de la más innovadora cocina mediterránea con los productos locales mas selectos de temporada. Caza, setas, productos recogidos en las huertas familiares, ganadería autóctona, hierbas y frutos recolectados, constituyen la esencia culinaria de un valle lleno de encantos

Ubicación



Ubicado en la Sierra Norte de Madrid (a tan solo 80 km). La carretera M-604 es el eje de la Mancomunidad, vía de comunicación que la atraviesa siguiendo el río Lozoya. A ella se accede por el norte desde la A-1, en su kilómetro 69. Por la parte más meridional se llega desde la Autovía de La Coruña o desde Segovia por el Puerto de Navacerrada (M-601). Otras formas de acceder por carreteras de montaña de enorme interés paisajístico son la Crta. M-611 pasando el Puerto de la Morcuera desde Miraflores de la Sierra; la Crta. M-637 por el Puerto de Navafría, desde la provincia de Segovia a Lozoya. La única estación de cercanías de tren está en el Puerto de los Cotos.


Y tras esta pequeña introducción, paso a relataros lo acontecido en la jornada de hoy.



Cotilleando por internet, encontré la pagina de la cual he sacado la info de hoy y las rutas ha realizar en la zona (TRACKS  RUTOMETRO). Tienen a disposicion de todos 5 rutas en la zona para la practica de la bicicleta de montaña, vistas, revisadas y tras unos pequeños retoques, saco una ruta de aproximadamente 70 km disfrutones y con una dificultad alta, por km y en algun tramo un poco mas tecnico. Destacar un tramo del embalse de la Pinilla, ya que el sendero-trocha desaparece y nos obliga a ir por donde habitualmente esta el agua, en nuestro caso lo pudimos hacer pero si el embalse esta crecido... puede ser un problema, tenerlo muy en cuenta si decidis hacer la ruta.


El proyecto Lozoya, como he denominado a la ruta, son 70 km, pero en nuestro caso la tuvimos que recortar por falta de luz natural, ya que si continuábamos nos caería la noche y seria un problema. Aun así, es totalmente recomendable ya que tiene de todo... ya sabéis como soy y lo que me gusta... pista, senderos, subidas, cortafuegos, piedras, bajadas imposibles, aventura, llaneo y como no, turismo en las localidades por las que se pasa.

Nuestro inicio de ruta la hacemos en el monasterio del Paular, donde aparcamos los coches en una mañana de otoño bastante fría. Un puñado de amigos quisieron acompañarme en esta aventura, los amigos de Lago.

El primer objetivo exigente del día lo marcaría la subida a la Morcuera, no entraña dificultad técnica pero si física, ya que nos enfrentamos a una subida de mas de trece km continuos, la ventaja? el entorno tan fantástico que rodamos con esos colores amarillo/marrones que marca la estación del otoño.

Una vez alcanzado nuestro objetivo, nos encontramos una novedad, un raly de coches clásicos que nos deleito con velocidades extremas a las que no estamos acostumbrados en carreteras comarcales de montaña, con esos clásicos que ya no vemos en las calles y que solo a unos pocos les apasiona el rugir de sus motores.

 FOTO CEDIDA POR GRIOCO

En este punto nos avandona el amigo Carlos, que tras varias semanas queriendo asistir a una ruta con nosotros finalmente se decidió, solo por el hecho de leer "ruta sin prisas y en plan tranquilo" Creo que fue la mejor opción que pudo tomar, ya que lo que nos esperaba no era fácil...


Enganchamos un tramo de carretera de no mas de 500 metros, el cual abandonamos girando a la derecha por una pista en buen estado. Repecho viene repecho va mezclandose con alguna bajadita. La pista empieza a favorecernos y la bajada al Refugio de la Majada del Cojo la hacemos disfrutando de la alta velocidad que puedes alcanzar, fotos y deleite retinar en el lugar.


Ahora viene lo bueno, desde este punto una subidita que nos deja... en un cortafuegos, el cual como si de una hoja de sierra se tratara, me deja tocao. Un continuo subebaja mezclado con un terreno rugoso, húmedo y aderezado con piedros de todo tipo nos desgata un poco mas si cabe.


Miramos el track, nos ubicamos y.... lo que nos espera es una bajada de un 20%, no es por pista, no es por sendero... es por... en ocasiones trocha y en otras... por aquí mismo. Bajamos los sillines de nuestras monturas pero aun así era complicado. No teníamos suficiente con esa dificultad que las inclemencias del tiempo jugo en nuestra contra, una espesa niebla nos arropo dejandonos al amparo de nuestra confianza con nuestra mas preciada herramienta... EL GPS, que bendición poder tenerlo por que de lo contrario lo hubiesemos pàsado mal, desorientados al amparo de la naturaleza, sin duda la mejor herramienta que he podido comprar, siempre lo he dicho y he necesitado pasar por esto para deciros que fue nuestra vendicion tenerlo.




Tras esta peazo de bajada, Antonio tiene problemas con su freno delantero, han sufrido mucho y le ha pasado factura! Chicos unas pastillas de freno no estorban en la mochila!!
Sin freno delantero y embenenaooo baja hasta el embalse de la Pinilla, donde cogemos una pista muy suave y chula rodeándolo, en la cual nos deja ver unos llacimientos de restos arqueologos de mas de... muchos muchos años.



Pasamos de rodar por pista a sendero y de sendero a trocha y de trocha a... pata por la orilla. Esta es la parte menos buena de la ruta, ya que nos quedamos sin poder rodar y pasamos a un deporte distinto al que veníamos a practicar. Os lo comentaba antes, si decidís hacer la ruta tenerlo en cuenta, aun así merece la pena.

 









Pasado el mal trago y viendo la hora que tenemos y lo que nos falta por recorrer, decidimos recortar la ruta y quitarnos la tachuela que nos quedaba por hacer, aproximandamente 15 km de llaneo con una subidita no muy exigente, pero que hacerla había que hacer... creo que ya teníamos suficientemente castigado el cuerpo
como para ir estresados pensando en que nos caería la noche si no recortabamos la ruta.



Apartir del muro del embalse de la Pinilla es todo llano, la parte mas turística de la ruta, ya que pasamos por varias localidades del valle con un encanto muy especial.
Antes de la comida, Quirino pincho su montura, en menos de 5 minutillos estábamos rodando.



Paramos a comer, bocata de tortilla que estaba de muerte regado con una cervecilla limonera y cafelito pa rematar el paréntesis.
Jo que cuerpo despues del paron, aunque fuera llano los km hay que hacerlos y el culo ha tenido un duro castigo. Se me atraganto el tramo final y los fuertes del grupo enchufados por la pista impusieron un ritmo mas elevado, el cual en ocasiones no pude sostener y me descolgaba, menos mal al compañero Quirino que supo aguantar y tirar de mi para no dejarme solo al amparo del chirimiri que estaba empezando a caer.


Casi entrando la noche llegamos al punto de inicio, donde comentamos unos minutos y nos despedimos.
Daros las gracias por acompañarme en este día de ruta por este entorno fantástico en un día que no prometía climatologicamente hablando.


DATOS DEL TRACK

PARA BAJAR EL TRACK PINCHA AQUÍ.

Distancia total: 52.876 km.
Desnivel de subida acumulado: 1415,61 mtros.
Tiempo total: 7:49:48 
Velocidad media movimiento: 10,91 Km/h 
Velocidad máxima:  48,01 Km/h
IBP: 99 AA*





Espero que os haya gustado la aventura de hoy, apesar de todo os la recomiendo.

Muchas gracias a Carla, Antonio, Carlos, Quirino y Gavi por acompañarme en esta ruta.

Cuidaros mucho y hasta la próxima.

1 comentario:

  1. Gracias a ti Javi cariño. Fue un dia inolvidable.

    Un abrazo, Carla

    ResponderEliminar